miércoles, 9 de marzo de 2016

Hesiodo, noche oscura




Dar palabra a la noche.
Dar palabra al caos,
para saber lo que nombra

Qué nombre
Que letra
Que nada
Que número
Qué cita ineludible
Qué tránsito honroso

Noche, caos.
Aguas oscuras desbordándose.
Áspero emerger de silencio.
Palabra detenida

El dolor se nos brinda en un cristal congelado.
Esbozando una danza espectral que persiste en su incierto compás.
Estas en una estancia oscura y sin fondo.
Suspendido en la oscuridad de las aguas.

Todo cae, todo se licua.
Ahí la vida se aquilata
y los vivos pierden pie

Alguien dijo Eros
Hace siglos y por siempre jamás

Fórmula de la vida

3 comentarios:

  1. Me complace comprobar que has encontrado, cual buen alquimista, la fórmula sagrada.

    ResponderEliminar
  2. Genial el texto, me viene al pelo, desde Gredos ladera sur, el silencio, el agua, el dolor de saberse vivo y el sentirse acompañado.

    ResponderEliminar
  3. Gredos se brinda... por partida doble

    ResponderEliminar