viernes, 21 de noviembre de 2014

Belleza irrumpiendo



Belleza.
Un dulce momento de presencia…
Un momento que todo lo arrebata
Y en tu arrebato,
con pies ligeros,
se diluye todo en su ficción.
 
Belleza, irrumpes con claridad en mi conciencia
y mi cabeza descansa deleitada en tu hombro.
Llegará el pasado con su recuerdo de furor
volverá el futuro con sus certezas fragmentadas
más en tu regazo, belleza, en tu momento,
el cosmos se detiene.
El tiempo muestra su fisura
y solo quedas Tu.
Sólo tu.
 
Atención de belleza…
Vereis a las almas rebosar de sí en la fractura del tiempo,
danzar en júbilo de eternidad…
El sol encontrará su mediodía
y la sombra será toda ella forma y figura.
 
Atención de belleza,
vía abierta al despertar de la presencia pura,
dulzura de la pura atención,
vibración del alma ardiente.
Veras el cosmos encenderse en tu alma
entre un fuego abrasador;
y ese fuego te arrebatará la vida.
 
Dice el poeta: Todo el dolor cabe en una rosa blanca.
La donación de la belleza cancela su memoria.
Escucha aprendiz de loco arrebatado.
Estas no son palabras para pusilánimes ni abandonados.

3 comentarios:

  1. Muy bueno..¿estará ligada la conciencia a la belleza?…pienso que si.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo creo y si la pintura tremenda

    ResponderEliminar